viernes, 4 de enero de 2008

HOY ES LO QUE IMPORTA

Imagina que una mañana un ruido extraño procedente de la puerta de casa te despierta. Imagina que le das codazos a tu marido para que haga algo y lo único que hace es darte una patada en la rodilla al girarse acompañada de un afinado ronquido. Todo muy armónico.
Piensa que con toda tu valentía atraviesas de puntillas el pasillo con un arma letal conocido como secador de pelo, por si acaso hay que atacar y al llegar al hall de tu casa escuchas una risita familiar. Ahora supón que al abrir la puerta encuentras a tu hijo de 17 años que en vez de la llave está utilizando uno de los churros que ha traído para desayunar, o eso entiendes tú. La bronca vendrá con la resaca que sabes que duele más. Tras el susto te tomas un café mientras escuchas las noticias en la radio donde cuentan que este año ha habido menos muertes en las carreteras. Y te alegras. Que han subido más los precios y el paro. Y te dices que se cambia de año pero no de vida. Te asusta el futuro de tu hijo. Y te enciendes un cigarrillo a pesar de que en la tercera uva prometiste dejarlo. Y piensas que uno no te va a matar aunque lo ponga en la cajetilla. Entonces escuchas que tu marido se levanta y va hacia ti con ese aspecto que nunca pensaste tendría. En vez de un "buenos días" tose porque él también fuma y se mete en la ducha. Imagina que por un instante te sientes bien, gozas de unos días de vacaciones y vas a pasar la mañana de compras de Reyes Magos. Recuerdas tu infancia y la ilusión que te hacían estas fechas aunque no olvidas el disgusto al enterarte de que Melchor, Gaspar y Baltasar respondían a Elena y Esteban. Y deseas que te toque la lotería del Niño porque en la del día 22 “ná de ná”. Y piensas en lo que harías con tanto dinero y sin quererlo te ves en una gran mansión con vistas al lago Como acompañada de George Clooney que te ofrece un “Nespresso What else? Y vuelves a la realidad cuando se comenta por la radio que Penélope Cruz da un beso a otra mujer que no te importa pero que afianza tu idea de que es un poco pendón.
Preparas la ropa que te vas a poner, te miras al espejo diciéndote que a tus 41 años pareces una joven de 30. Ignoras el corte de manga por parte del reflejo y vas hacia el baño. A pesar de la taza del váter cantando ópera, los pelos del afeitado decorando el lavabo y la toalla en el suelo te sientes feliz. Te duchas tarareando una canción de una tal Conchita que te inventas pero que te parece pegadiza. Tu marido grita que se va a trabajar y te ríes porque sabes que no te besa por que tú tienes vacaciones y él no. Le quieres por ello, por ser tan humano. Te arreglas, coges el bolso que cierras bien para que no te roben y antes de apagar la radio se comunica una multitudinaria rueda de prensa convocada por José Luís Moreno. Imagina que sientes lástima por lo que debió pasar aunque opinas que tener tanto dinero no debe ser tan bueno. Te da por recordar la combinación de tu caja fuerte que la tienes y aunque no atesoras lo de Moreno planeas cambiar las cosas de sitio por precaución. Será cuando vuelvas de las compras. Miras por la ventana, tiene pinta de llover pero te arriesgas a no llevar paraguas. Cargada de paquetes es un instrumento bastante peligroso y todas lo sabemos. Sales a la calle y te encanta tu barrio. Caminas disfrutando de los escaparates y le das un euro a un pobre que parece estar helado y al llegar a la calle Recoletos te das cuenta de porqué te gusta tanto Madrid.
Entonces, ves cómo una joven fuma fuera de la oficina y te preguntas dónde está la libertad de expresión. Buscas un cigarro en el bolso ignorando que del edificio por el que pasas se desprende un escudo de piedra que en un instante dilapida tu existencia.
-Este artículo está basado en hechos reales exactamente en una noticia del 3 de enero de 2008.
-La autora no se responsabiliza de que la imaginación empleada pueda ser excesiva.
-Se recomienda vivir y disfrutar la vida al día.


No hay comentarios: